Coche circulando por una carretera nevada
Recomendaciones para conducir sobre nieve de forma segura
5 mayo, 2021
Mecánico realizando el mantenimiento a un vehículo
Mantenimiento de vehículos: ¿En qué consiste y cada cuánto tiempo hacerlo?
21 junio, 2021
Ver todo

Amaxofobia: cómo superar el miedo a conducir

Hombre conduciendo

Conducir es una de las actividades que más realizamos en la vida cotidiana moderna. Los coches se han convertido en nuestro principal medio de transporte y se han estandarizado alrededor de todo el mundo. Sin embargo, esto no significa que conducir sea igual de placentero para todo el mundo. La amaxofobia se define como el miedo a conducir un vehículo. Aunque para algunos pueda parecer extraño, la fobia a conducir es más común de lo que parece.

De hecho, el miedo a conducir puede suceder incluso a aquellas personas que ya llevan varios años al volante, es decir, no es algo exclusivo de principiantes. Usualmente, este miedo nace a causa de alguna experiencia traumática en el proceso de aprender a conducir. Por eso siempre es mejor contar con autoescuelas en Alicante para recibir una inducción correcta que no derive en problemas más graves en un futuro.

La ansiedad al conducir es un síntoma relativamente común que ha afectado al menos al 30% de los conductores españoles a lo largo de su vida. Es por eso que hoy te enseñaremos todo sobre esta fobia y te daremos los mejores consejos para conducir sin miedo.

Un hombre conduciendo con miedo o lo que es lo mismo con amaxofobia

¿Cómo se manifiesta la amaxofobia?

Antes de poder tratar a esta fobia primero debemos conocer sus síntomas. Como sucede con otros tipos de fobias, hay diferentes grados de intensidad de amaxofobia que van a determinar la intensidad de los síntomas. Usualmente, se manifiesta en forma de ansiedad, nerviosismo, sensación de falta de aire y en casos extremos dolores musculares, temblores y ritmo acelerado de las palpitaciones.

Sin embargo, existe una gran variedad de síntomas adicionales que sólo ciertos individuos pueden llegar a experimentar, lo cual deriva en la necesidad de que cada caso de amaxofobia sea tratado de forma individual, sobre todo si se trata de un caso con un alto grado de intensidad. Por supuesto, existen diversos tratamientos para aliviar estos síntomas enfocados al aspecto mental y psicológico de la afección. No obstante, podemos dividir a las personas que sufren de amaxofobia en tres grupos fundamentales.

Grupos de personas que pueden sufrir fobia a conducir

Antes que nada, es necesario tener en cuenta que la inseguridad al conducir experimentada por un conductor novato puede ocasionar problemas graves en la vialidad pública. Prevenir los accidentes es una tarea de todos, por lo cual se debe prestar especial atención a una persona si esta empieza a experimentar la pérdida de facultades necesarias para conducir adecuadamente. Por otra parte, las personas perfeccionistas o con tendencia de pensamientos negativos también son más propensas a la amaxofobia. El estrés, los problemas de autoestima y la depresión son afecciones mentales que, de una manera u otra, pueden catapultar la aparición de la fobia a conducir.

  • Personas predispuestas: en este grupo están las personas que luego de sacar su carnet de moto o su carnet C empiezan a sentir que deben abandonar la conducción lo antes posible. Usualmente, este grupo de personas deja de conducir tras los primeros 24 meses de obtener su carnet. Se cree que sus miedos se originan durante el proceso de aprender a conducir, lo cual nos lleva de nuevo a hacer énfasis en la importancia de contar con profesionales capacitados para evitar este inconveniente.
  • Conductores habituales: es posible que una persona con experiencia en conducción empiece a sentir ansiedad y miedos al estar tras el volante. Esto suele pasar de forma gradual y responde a un miedo irracional con un origen no determinado.
  • Experiencias traumáticas: resulta lógico que luego de sufrir una experiencia devastadora en un coche surja a flote la amaxofobia. Un gran porcentaje de individuos involucrados en un accidente de tráfico termina desarrollando de forma temporal o permanente el miedo a la conducción.

Imagen de unas manos de una persona agarrando un volante del coche

¿Cómo puedo superar la amaxofobia?

Afortunadamente, los trastornos de ansiedad como este tienen tratamientos específicos que sirven para ayudar a superarlo. La ayuda de especialistas es indispensable para conseguir un tratamiento adecuado que se adapte al grado específico de amaxofobia que estamos experimentando. Por ejemplo, la mayoría de los especialistas recomiendan tomar un curso de conducción desde cero en el caso de una persona que haya obtenido su carnet recientemente.

De esta forma, el conductor puede volver a sentirse familiarizado con el vehículo sin la necesidad de exponerse a las calles. Estos cursos pueden reforzar la seguridad de la persona cuando está al volante, lo cual trae resultados positivos para superar la fobia a conducir.

En los casos más graves se recomienda acudir a terapias psicológicas donde se pueda identificar mejor el problema que desencadenó la fobia. Estas terapias suelen atacar al problema de forma progresiva hasta lograr que la persona pueda de nuevo conducir con seguridad. En definitiva, existen soluciones para esta fobia. Si sientes que estás sufriendo de ella, busca ayuda profesional y podrás volver al volante mucho antes de lo que te imaginas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te ha gustado este artículo? Déjame tu valoración:



This script has expired!
Expiry date: 20200326