Líquido refrigerante
Líquido refrigerante: ¿Qué es y para que sirve? y lo importante que es.
18 enero, 2021
Ver todo

Aprendiendo a conducir: cómo saber cuándo cambiar de marcha

una persona con las manos en el volante de un coche

El camino a convertirse en un conductor ejemplar es complicado y está lleno de desafíos. Aunque esto no es algo fácil de lograr, la mayoría de las personas en el mundo deben hacerlo para cumplir con sus necesidades de transporte, ya sea para hacer un viaje largo o para desplazarse tranquilamente por la ciudad. Los automóviles de transmisión automática que no requieren involucrarse en las marchas del coche están logrando un alto porcentaje de ventas a nivel global, pero esto no significa que las marchas de los coches vayan a desaparecer de un día para otro.

Un piloto eficiente es aquel que puede dominar cualquier tipo de coche que se le ponga delante sin importar sus marchas y transmisiones. Pero cuando se es novato, aprender cuando cambiar las marchas en un coche puede ser un dolor de cabeza. Afortunadamente, una vez se tenga dominio sobre la técnica, te darás cuenta que este es un proceso bastante sencillo de llevar a cabo.

Por eso, si sufres un poco para saber cuándo hay que cambiar de marcha en un coche, te guiaremos en esta aventura que puede parecer tediosa al principio pero, al final del día, será una experiencia gratificante que te aportará un inmenso grado de utilidad en tu vida.

imagen de una carretera sin coches

La importancia de la coordinación

Para ser un buen conductor todos los sentidos deben estar en perfecta sinfonía. Esto se aprende mucho mejor en una autoescuela, no queda duda de eso, pero la coordinación entre los pedales, la palanca y nuestros sentidos debe estar en su punto más alto para lograr dominar las velocidades y marchas de un coche de forma correcta. La parte teórica de este proceso nos indica que la caja de cambios debe ser manipulada acorde a las revoluciones para transmitir la energía derivada de la velocidad a los engranajes correctos.

Por supuesto, esto suena un poco tedioso, pero comprender la teoría nos hará trasladarla a la práctica de forma mucho más efectiva. Cambiar de marchas coche implica maniobrar nuestro vehículo de tal manera que las revoluciones del motor funcionen exactamente como estas deberían. La mayoría de las personas conducen sin tener idea de cómo funciona un motor y esto no está mal, lo que está mal es conducir sin tener total comprensión de todos los aspectos prácticos alrededor de esta vital actividad de la vida moderna.

Saber a qué velocidad hay que cambiar de marcha va en consonancia con el correcto entendimiento de las revoluciones del motor. Si cambiamos de marcha de forma ineficaz, la vida útil de nuestro coche y sus componentes mecánicos se verá reducida en gran medida. Además, un gran porcentaje de los accidentes automovilísticos suceden como consecuencia directa de un mal cambio de marcha a velocidades medias y altas. Los vehículos con motor de diésel tienen un manejo distinto de sus revoluciones por minuto con respecto a los vehículos que tienen un motor de gasolina, pero cada fabricante especifica cómo cambiar las marchas correctamente dependiendo del modelo de vehículo.

Sinfonía perfecta entre sonido y velocímetro

Los conductores más experimentado pueden estar de acuerdo que el cambio de marchas se hace de forma instintiva una vez tenemos un gran número de horas de conducir acumuladas. Al igual que con muchas otras cosas en la vida, la excelencia vendrá ligada al tiempo de experiencia que tengamos en el hermoso arte de conducir un coche. Conocer la palanca de cambios es crucial para poder manipularla sin verla, pues durante el tiempo que se permanezca conduciendo los ojos deben siempre permanecer sobre el camino.

La primera marcha nos limitará la velocidad a sólo unos pocos kilómetros por hora y servirá como inicio para todo el proceso. Aquí podremos presenciar mucha fuerza y poca velocidad, pero será esencial dominarla para romper el estado de reposo que el vehículo tiene antes de arrancar. La segunda marcha servirá como un escalón más para llegar a la velocidad promedio que será precedida por la tercera y cuarta marcha. En este punto, los ejes de entrada permitirán la correcta circulación del vehículo, un proceso que resulta bastante seguro para la mayoría de los aprendices.

imagen del cuadro de velocidad de un coche

Un arte intuitivo que mejorará con el tiempo

Se debe tener en mente que el desgaste mecánico ocasionado por el mal manejo del sistema de cambios puede tener repercusiones irreversibles. Esto incrementa la importancia de hacer uso correcto de los cambios de marcha de tal manera que se minimicen las consecuencias negativas. Cuando hablamos de conducir, no queda duda que la práctica hace al maestro. La mejor forma de hacer frente a todos estos problemas es con la ayuda de profesionales altamente capacitados que pueden aportar soluciones reales a ellos.

Además, hacer una guía general de este tema puede diferir con el uso normal que muchos usuarios le dan a su vehículo dependiendo del modelo que estos usen. Por eso, la mejor respuesta para saber cuando cambiar de marcha será cuando tu coche te lo pida. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te ha gustado este artículo? Déjame tu valoración:



This script has expired!
Expiry date: 20200326